El Retorno de la Inversión en Compliance

septiembre 23, 2019

Aunque en muchos casos se considera un coste, el Compliance es en realidad una inversión de las organizaciones, que permite rentabilizar mejor el negocio mediante la implementación de una metodología de trabajo eficaz, basada en la prevención y en la toma de mejores decisiones.

Por esta razón, al momento de valorar la implementación de un sistema de Compliance se debe tener en cuenta no sólo el gasto económico que implica o los recursos que se están destinando, sino también se debe plantear como objetivo, el diseñar un proyecto que genere un impacto positivo en la organización, tal como comenta Lynn Haaland en esta entrevista a Forbes.

Entre los indicadores que pueden ayudar a cuantificar el retorno de la inversión en Compliance, se pueden tener en cuenta los siguientes:

  1. Incremento en la eficacia y en la eficiencia dentro de la organización.
  2. Ahorro por reducción de riesgos legales y sanciones evitadas.
  3. Generación de nuevas y mejores oportunidades de negocio.
  4. Mayor retención de personal e incremento del employee engagement.

Si considerando estos ámbitos nos encontramos con que el Compliance no genera un ROI (Return of Investment), no sólo será un problema de costes, sino que, según el caso, pudiéramos estar en presencia de un Fake Compliance.

  1. Incremento en la eficacia y en la eficiencia dentro de la organización.

Cuando el sistema de Compliance se integra en la organización, se implementan procesos y controles dirigidos a estandarizar la operativa conforme a unas buenas prácticas en materia de cumplimiento normativo.

Estas buenas prácticas van más allá del “cumplir con la ley” y en muchas veces se adoptan estándares internacionales, normas sectoriales, o simplemente se documentan los estándares que la propia organización defina como propios y se replica una manera de trabajar, que se difunde a todos sus miembros.

Esta estandarización contribuye a una mayor eficacia y eficiencia, particularmente en los procesos productivos. Al documentarse la manera de hacer las cosas, informar adecuada y suficientemente al personal, y establecer un seguimiento a las incidencias, se reducen los improvistos y por tanto la organización obtendrá un mejor resultado, apoyado en uno de los elementos de su sistema de Compliance.

2. Ahorro por reducción de riesgos legales y sanciones evitadas.

La materialización de un riesgo legal puede generar un impacto tal que haga tambalear a cualquier organización. Quizás grandes corporaciones pueden aguantar sanciones milmillonarias y sus gastos asociados, pero basta un incidente de cierta relevancia para poner en jaque a una empresa mediana o pequeña. Cuando se calcula el coste de implementar y mantener un sistema de Compliance, usualmente será una fracción mínima de lo que representaría el impacto económico de una sanción (y los gastos asociados a la incidencia).

Probablemente nadie piensa en lo que cuesta el airbag del coche hasta el momento en que se activa durante un accidente y evita una tragedia. Lo mismo ocurre con el Compliance, puede ser considerada un coste, pero sin duda será marginal en comparación con lo que puede ocurrir en la empresa si no se implementan controles oportunos.

Si bien este es un elemento que resulta complejo a la hora de cuantificar, lo cierto es que toda organización que cuente con un sistema de Compliance, es menos propensa a incurrir en una infracción al cumplimiento normativo, o si incurriese, puede hacer valer su sistema de Compliance para obtener una reducción de la pena, siempre que demuestre que se actuó con diligencia. El diferencial entre el coste del Compliance y el impacto máximo que se hubiere podido sufrir de no tener los controles oportunos implementados, es dinero que le ha ahorrado la función de cumplimiento a su organización.

3. Generación de nuevas y mejores oportunidades de negocio.

Implementar un sistema de gestión de Compliance es reflejo de una mentalidad de negocios acorde a nuestros tiempos y a las exigencias de una sociedad en donde se espera cada vez más de las empresas.

Los clientes exigen responsabilidad a las marcas que consumen; las grandes marcas que acaparan la visibilidad del público comparten con sus proveedores esa responsabilidad y le exigen que cumplan con sus estándares y/o superen procesos de homologación o auditoría. Lo que puede ser un fenómeno social, está afectando a toda la cadena de producción y por tanto las empresas deben adecuarse a esa realidad.

En ese sentido, aquellas organizaciones que ya cuenten con un sistema de gestión de Compliance, tendrán una ventaja competitiva frente a aquellas que no lo tienen o no alcanzan un nivel de madurez suficiente.

Adicionalmente, las empresas que ya tienen implementado un sistema de Compliance mejoran su eficiencia, ya que se han visto obligadas a reflexionar tanto sobre sus valores como su forma de trabajo. Aunque puede parecer irrelevante, este proceso contribuye a la facilitación de los objetivos de negocio y a la elección de socios que estén alineados con nuestra organización.

4. Mayor retención de personal e incremento del employee engagement.

Tener en cuenta el factor humano es fundamental para el éxito de los sistemas de Compliance, y por ello resulta esencial que los órganos de gobierno y el top management fomenten una cultura ética dentro de la organización, generando así un clima laboral atractivo para el personal.

Las organizaciones que tienen un alto índice de empleados motivados son más productivas, debido a que sus trabajadores son más propensos a asumir una mayor carga laboral. Tal como reseña Gallup en este artículo, tener la cultura correcta no es sólo sobre tener a los empleados contentos, sino es una estrategia de negocios orientada a mejorar los resultados.

El Compliance, como parte del sistema de gestión de la organización, contribuye desde la construcción de una cultura ética que favorece el desarrollo profesional de los trabajadores.

Como conclusión, siempre debemos recomendar a las organizaciones apostar por sistemas de Compliance eficaces, cuyos resultados se midan periódicamente a través de indicadores objetivos, reales y cuantificables.

José Alejandro Cuevas Sarmiento es Legal & Compliance Project Manager en Garberí PenalPara la implementación de sistemas de gestión de Compliance Penal,  contacta con nuestros expertos o comunícate al 937 004455 de 09:00 a 19:00, de Lunes a Viernes.