Compliance en grupos de empresas
Comunicación No hay comentarios

Por Marina Guillén.

La elaboración e implementación de programas de cumplimiento normativo o compliance ha de ser personalizada previo estudio de las características, forma, estructura y procesos concretos de la organización, y ha de tener en cuenta siempre que la realidad empresarial resulta compleja, pudiendo adoptar formas muy diferentes.

Una opción muy extendida de organización empresarial es la creación de grupos de empresas; lo que obedece a veces a motivos fiscales, otras a motivos de índole operativo u organizativo, otras porque se opera internacionalmente y se necesita proceder así o para crear una limitación de responsabilidad entre áreas geográficas o sectores operativos.

De acuerdo con la definición dada por la legislación española (artículo 42 del Código de Comercio) un grupo de empresas existe cuando una sociedad ostente, directa o indirectamente, el control de otra u otras sociedades. En este sentido existirá una sociedad dominante y otras dependientes cuando una de las sociedades se encuentre en alguna de las siguientes situaciones:

  1. Posea la mayoría de los derechos de voto.
  2. Tenga la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los miembros del órgano de administración.
  3. Pueda disponer,  en virtud de acuerdos celebrados con terceros, de la mayoría de los derechos de voto.
  4. Haya nombrado, exclusivamente con sus votos, la mayoría de los miembros del órgano de administración, que desempeñen su cargo en el momento en que deban formularse las cuentas consolidadas y durante los dos ejercicios inmediatamente anteriores.

Pero, ¿Qué ocurre en aquellos casos en los que las empresas del grupo no se encuentran suficientemente diferenciadas siguen las políticas de la matriz, comparten procesos, órganos e incluso caja? En estos casos, no se entiende que exista una separación jurídica formal entre las empresas del grupo aunque cuenten con personalidad jurídica diferenciada.

Desde el punto de vista de la posible responsabilidad penal en el caso de grupos de empresas, y aunque aún no contamos con pronunciamientos judiciales al respecto, la responsabilidad penal puede llegar a incluir a aquellas empresas del grupo en las que se acredite un nexo de conexión tal y como que existan poderes de decisión de la matriz sobre la empresa que genera la responsabilidad efectiva, entendiéndose no como empresas independientes sino que aquellas subordinadas a otras en el ámbito decisorio se considerarían como departamentos de una misma.

La empresa matriz, podría, por tanto, ser considerada responsable cuando esté efectivamente controlando o dirigiendo otras, de manera directa o indirecta, y materializándose su voluntad como sociedad dominante. Sin embargo, para poder aplicar la doctrina de levantamiento del velo, debe demostrarse la comisión de un ilícito penal en beneficio de la matriz, y que no existan controles suficientes para evitarlo (lo que se materializa en programas de compliance eficaces).

El hecho de que la empresa matriz cuente con un programa de compliance podría determinar las políticas de cumplimiento del resto de sociedades del grupo, por lo que el establecimiento de procesos, delimitación de responsabilidades y análisis de riesgos afectaría muy positivamente a la gestión de las restantes, sin perjuicio de que éstas deban establecer sus propios planes en consonancia con el de la principal o suscribir el programa de compliance de la matriz en su totalidad adaptado a sus particularidades operativas y procesos concretos.

En todo caso, y especialmente en grupos de empresas con presencia internacional, tanto directivos como empleados deben recibir una formación eficaz que cubra la legislación pertinente de los países extranjeros en los que se opera, así como las particularidades de los códigos éticos y programas de compliance de cada una de las empresas que conforman el grupo, así como se ha de establecer un órgano de cumplimiento global que asegure el buen funcionamiento de estas políticas y canales de comunicación y denuncia que garanticen la correcta comunicación entre los órganos de cumplimiento, directivos y empleados.

Si su empresa requiere presupuesto para la implementación del Sistema de Compliance Penal por favor escríbanos a nuestro correo electrónico info@garberipenal.com. a  comuníquese al 937 004455 de 09:00 a 19:00 de lunes a viernes.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *