Alex Garberí presenta su ponencia sobre Modelos de Prevención de Delitos en el ICAB

junio 17, 2016

Nota de Prensa

Barcelona, 17 de junio de 2016. Alex Garberí, Socio Director de Garberí Penal, presentó su ponencia sobre ‘Los modelos de prevención de delitos para personas jurídicas del artículo 31 bis del Código Penal. El llamado Compliance Penal” en el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona.

 

El evento contó con la asistencia de diversos profesionales del Derecho y especialistas en Compliance Penal y estuvo dividido en dos partes: La primera orientada a comentar aspectos generales del Compliance Penal, y la segunda comprende una visión global de lo que el artículo 31 bis del CP define como “modelos de organización y gestión que incluyan medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos”.

 

Durante su ponencia, Garberí abordó la disquisición doctrinal entre Compliance y los Modelos de Prevención de Delitos, explicando la distinción entre ambos y la necesaria complementariedad con que deben abordarse.

 

También hizo referencia a los requisitos que componen el Modelo de Prevención de Delitos, analizando cada uno de las seis exigencias previstas en el artículo 31 bis 5 del Código Penal y comentando el criterio sentado por la Circular 1-2016 de la Fiscalía General del Estado.

 

Por último, Garberí destacó la importancia de la eficacia en los Modelos de Prevención de Delitos y la necesidad de que su planificación se lleve a cabo por expertos en la materia, con el apoyo de especialistas que lo soporten en las áreas complementarias para integrarlo en un sistema de Compliance dinámico y funcional.

 

Alex Garberí volverá a comentar sobre este tema este próximo 30 de Junio de 2016 en el Hotel NH Príncipe de Vergara, en Madrid, durante  el 1º Debate entre profesionales sobre la Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas y los Modelos de Prevención de Delitos. Más información sobre el evento aquí.

3 Supuestos de Corrupción en los Negocios

julio 28, 2015

La corrupción en los negocios puede tener diversas formas. Si bien tradicionalmente se ha considerado corrupción como un delito que involucra a la función pública, desde el año 2010 el Código Penal incorpora una manifestación de este delito que puede presentarse entre personas jurídicas de índole privado. Originalmente denominada corrupción entre particulares, tras la reforma del Código Penal de 2015 ahora se llama corrupción en los negocios.

 

El artículo 286 bis del Código Penal contempla tres supuestos en que puede ocurrir la corrupción de los negocios, aunque bien podríamos hablar de dos supuestos generales y una consideración particular, para el caso de entidades deportivas.

 

  1. Corrupción Pasiva:

 

Ocurre cuando el directivo, administrador, empleado o colaborador de una empresa recibe, solicita o acepta un beneficio, bien sea para él mismo o para un tercero, como contraprestación para favorecer indebidamente a otro en la adquisición o venta de mercancías o en la contratación de servicios o en las relaciones comerciales.

 

Este tipo de delitos puede presentarse regularmente en el área de contratación de una empresa, cuando no se tienen los controles adecuados. Si el responsable de seleccionar a los proveedores contrata un servicio tras haber recibido obsequios, descuentos, viajes o cualquier otro tipo de beneficios no justificados ni razonables en el ámbito de operaciones comerciales, puede estarse en presencia de un delito de esta categoría.

 

  1. Corrupción Activa:

 

Tiene lugar cuando una persona ofrece o concede a directivos, administradores, empleados o colaboradores de una empresa, un beneficio no justificado, bien sea para él mismo o para terceros, como contraprestación para resultar favorecido indebidamente en la adquisición, venta de mercancías o contratación de servicios.

 

Se trata de otra cara del prisma, pues regula el caso de la persona que ejecuta el pago a cambio de un beneficio indebido. Es importante tener en cuenta que el favor indebido no tiene que ser en su beneficio directamente, sino que puede ser para un tercero, evitando así que se utilice a personas interpuestas para ofrecer la contraprestación.

 

Está dentro de este supuesto todo aquel que ofrezca un obsequio o regalo no justificado ni razonable a la persona que selecciona a los proveedores de un servicio, con el objeto de influir en su decisión y como consecuencia resulte beneficiada la empresa que representa.

 

Cabe destacar que en este caso puede existir responsabilidad penal para la persona jurídica, si se demuestra que la dirección tenía conocimiento del ofrecimiento o si no ejecutó la debida vigilancia para prevenirlo

 

  1. Corrupción en Entidades Deportivas:

 

Se trata de un subtipo del mismo delito, dirigido exclusivamente al personal involucrado en los deportes, tanto entidades como los propios deportistas, árbitros o jueces, quienes podrán ser sancionados si se demuestra la alteración de manera deliberada y fraudulenta de los resultados de un encuentro o competición deportiva de especial relevancia.

 

Las multas en estos supuestos pueden ser cuantiosas, elevándose hasta el equivalente a cinco años de prisión o del triple al quíntuple del beneficio obtenido o que se hubiere podido obtener. Ello sin tener en cuenta el daño reputacional que sufre la marca por el mero hecho de verse involucrado en un procedimiento por este tipo de situaciones.

 

Si deseas más información o asesoría en materia de Compliance o Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica, puedes consultar nuestra sección de Derecho Penal Económico o contactarnos a través de info@garberipenal.com.

 

Alex Garberí & José Alejandro Cuevas, equipo de  Garberí Penal.

 

También te interesa:

 

 

[double_line_divider]

Compliance personalizado y a medida.

La dedicación y transparencia distinguen nuestros servicios de asesoría, en consonancia con nuestra capacidad para entender las necesidades de la pequeña, mediana industria y comercios.

[button align_button=’center’ a_fffect=’fadeInLeft’ link=’http://www.garberipenal.com/contacto/’ background=’#967433′ border=’#ffffff’ color=’#ffffff’ hover_bg_color=’#ffffff’ hover_border=’#967433′ hover_text_icon_color=’#967433′ icon=’info-sign’]Contáctenos[/button]

 

Consejos para Prevenir el Blanqueo de Capitales

julio 21, 2015

 Alex Garberí Mascaró

 José Alejandro Cuevas Sarmiento

 

Una de las mayores preocupaciones de las autoridades en la actualidad, es el blanqueo de capitales. En la medida en que la delincuencia organizada logra introducir fondos obtenidos ilegalmente en el sistema financiero para dar apariencia de legalidad, se generan riesgos para multiplicidad de sujetos y empresas. La solución que han conseguido los entes reguladores a nivel mundial se resume en el establecimiento de controles preventivos, que dificulten el ingreso de esos fondos ilegales al sistema financiero y al mismo tiempo contribuyan a la detección de conductas ilícitas y su posterior investigación.

 

Este cambio progresivo de un sistema legislativo en donde quien no delinque no puede ser sancionado, a un esquema en donde quien no es suficientemente diligente en la prevención puede ser sancionado, ha obligado a las empresas a adaptarse y cambiar su manera de hacer –y documentar– sus negocios. En Espana, la Ley 10/2010 contempla una serie de obligaciones para las personas jurídicas en materia de prevención. Y aunque no todas las empresas deben cumplir con dicha norma (se establece un listado de sujetos obligados), sí existen unos principios básicos cuya aplicación no sólo contribuiría a la prevención del delito sino a la sana operación del negocio. A continuación 5 consejos prácticos para prevenir efectivamente el blanqueo de capitales:

 

  1. Mapeo de Posibles Riesgos:

 

Cada negocio tiene sus riesgos propios derivados de su actividad, dimensiones, zona de operación y transacciones realizadas, por lo tanto no existe una solución única ni un modelo único para detectar los posibles riesgos. Los ejecutivos a cargo del negocio deberán, en todo caso, considerar cada una de estas circunstancias, entender las vulnerabilidades y tomar las medidas de control necesarias para reforzar tales aspectos.

 

Por ejemplo las actividades comerciales y de servicios de consumo que no necesariamente se encuentren dentro de los sujetos obligados a cumplir con la Ley 10/2010, deberán mantener un estricto control de su relación de ingresos y gastos, así como mantener los sistemas que le permitan detectar anomalías o fluctuaciones extraordinarias sin causas aparentes.

 

  1. Diseño de un Código de Conducta y un Manual de Prevención de Blanqueo de Capitales:

 

El Código de Conducta es uno de los elementos que toda persona jurídica debería tener, en función de lo previsto en el artículo 31 bis del Código Penal recién reformado. Más allá de ser un catálogo de los valores y principios del negocio, debe tener una aplicación práctica y denotar el compromiso de la empresa con la prevención del blanqueo de capitales y, en general, de cualquier práctica delictiva o incluso que pudiese ser percibida como tal por terceros.

El Manual de Prevención de Blanqueo de Capitales es una obligación para los sujetos contemplados en el artículo 2 de la Ley 10/2010 que a su vez cumplan con las características exigidas por el Reglamento de dicha Ley en cuanto a su tamaño y cifra de negocios; sin embargo, es recomendable que toda empresa que detecte riesgos, aún no obligada por Ley, implemente un Manual de Prevención de Blanqueo de Capitales en donde describa sus funciones de control interno y las actividades que se llevarán a cabo para mitigar los riesgos.

 

  1. Designación de función de Supervisión, Vigilancia y Prevención.

 

Como todo sistema de gestión, debe existir una persona a cargo de la supervisión, vigilancia y prevención del blanqueo de capitales. Las características de esta función dependerán de si es un sujeto obligado según la Ley 10/2010 y su Reglamento. En caso de no serlo, estas funciones pueden estar asignadas al personal o directivo designado por la empresa, siendo siempre recomendable que se trate de una persona que goce de independencia de criterio y esté dotado de ciertos recursos para investigar e implementar medidas.

 

  1. Due Dilligence para Clientes y Contratistas.

 

Para muchas empresas, sobre todo aquellas no sujetas a las obligaciones previstas en la Ley, el riesgo puede derivar no sólo de su actividad de negocio, sino de la de sus clientes o incluso contratistas. Antes de entablar una relación comercial, la empresa debe investigar suficientemente a la parte con quien está negociando, a través de un Due Dilligence para determinar quién es la empresa, si es lo suficientemente solvente como para cumplir con sus obligaciones, y que las transacciones tengan un sentido lógico aparente.

 

  1. Comunicación Eficiente y Formación.

 

Para engranar un verdadero sistema de prevención de blanqueo de capitales y que sea eficiente, deben conjugarse los elementos anteriores y una comunicación a dos vías eficiente. La empresa tiene que comunicar las medidas a su personal, quien tiene que conocerlas e insertarlas en sus procesos; a la vez que éstos deberán informar a la empresa sobre cualquier situación de riesgo que detecten. Esto se logra a través de formaciones por un lado, y garantizando que serán escuchados los trabajadores que realicen cualquier denuncia, sin que se vaya a tomar alguna represalia contra él.

 

Si deseas más información o asesoría en materia de Compliance o Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica, puedes consultar nuestra sección de Prevención de Blanqueo de Capitales o contactarnos a través de info@garberipenal.com.

 

También te interesa:

[double_line_divider]

Compliance personalizado y a medida.

La dedicación y transparencia distinguen nuestros servicios de asesoría, en consonancia con nuestra capacidad para entender las necesidades de la pequeña, mediana industria y comercios.

[button align_button=’center’ a_fffect=’fadeInLeft’ link=’http://www.garberipenal.com/contacto/’ background=’#967433′ border=’#ffffff’ color=’#ffffff’ hover_bg_color=’#ffffff’ hover_border=’#967433′ hover_text_icon_color=’#967433′ icon=’info-sign’]Contáctanos[/button]

 

 

 

Estafas a través de Medios Informáticos

julio 14, 2015

  Alex Garberí Mascaró

  José Alejandro Cuevas Sarmiento

 

Los avances tecnológicos han venido acompañados por la evolución de las estafas. No son pocos los mecanismos informáticos que se han utilizado para engañar a las personas y así i) obtener sus datos personales para sustraer fondos o ii) convencerlo para realizar pagos bajo engaño.

 

Aunque se han tomado medidas para reducir los ataques de phishing, según el Informe Anual  de Ciberamenazas Financieras del 2014, elaborado por Kasperky Lab, España se encuentra séptima entre los países donde se generan más ataques de malware a nivel mundial, y tercera entre usuarios de la plataforma Android (móviles).

 

Estas conductas, tipificadas en el artículo 248 del Código Penal, exigen diligencia por parte de las autoridades y de los Fiscales al momento de detectar y sustanciar los procedimientos, pero más aún exigen un cuidado y precaución por parte de los usuarios, que son los afectados y principales interesados en evitar ser víctimas de este tipo de delitos. A continuación presentamos un listado de algunas de las estafas más comunes que se han propagado a través de medios informáticos:

 

  1. Cartas Nigerianas

 

Existen múltiples variables, pero en líneas generales se trata de una modalidad de scamming en la cual la potencial víctima recibe un correo de una supuesta persona, que regularmente se encuentra ubicada en África, solicitando ayuda para disponer de un dinero que se encuentra retenido en su país de origen, y que sólo podría recuperar con la colaboración de un inversor extranjero (la potencial víctima), quien recibiría un porcentaje del monto ficticio (en muchas ocasiones millones de dólares).

Una vez la potencial víctima muestra interés y responde el correo, se le solicita el pago de una tasa de gastos administrativos o garantía, que debe transferir a un tercero. Completada la transacción, los estafadores desaparecen y la víctima pierde el dinero que pagó.

 

Este tipo de estafas, aunque han sido expuestas, se siguen presentando en la actualidad. El año pasado la Audiencia Nacional condenó a 14 personas por este tipo de delito, y algunas de las víctimas perdieron cifras cercanas al millón de dólares americanos.

 

  1. Phishing (Tradicional)

 

El phishing es otro de los métodos de fraude más comunes, y que busca engañar al usuario, generalmente haciéndole suministrar sus datos a través de una página falsa. Los datos posteriormente son utilizados por el estafador para distintos fines, tales como la venta de la información captada (el caso de nombre de usuarios, correos y redes sociales); la sustracción de fondos (cuando se obtienen contraseñas, datos de tarjeta de crédito o bancarios); o incluso el “secuestro” de las cuentas para pedir rescate a los usuarios.

 

Entre los modelos más comunes en este tipo de delito se encuentran:

 

Bancos: 

 

El usuario recibe un correo electrónico pidiendo que actualice sus datos, dirigiéndole a enlaces ficticios para tal fin. La imagen de BBVA, Santander, ING Bank, y muchas otras entidades se utilizan frecuentemente como señuelo para captar los datos de los clientes dando una apariencia errónea de legalidad, a pesar de los esfuerzos de estas empresas por advertir a sus usuarios.

 

Redes Sociales: 

 

Al igual que en el supuesto anterior, los usuarios reciben una notificación indicando que debe introducir sus datos. El correo lo redirige a un enlace en donde debe colocar sus datos. Suelen ser fácilmente identificables porque el enlace contiene errores ortográficos o de tipografía y suele haber elementos que no coinciden con la plataforma habitual de la red social. El más reciente timo de este tipo fue el “Whatsapp azúl” y el “Facebook Verde”, engaños que ofrecían a los usuarios cambiar el color de la aplicación respectiva, cuando en realidad redirigen a un enlace donde el usuario completa sus datos y los envía, sin su conocimiento, a un tercero.

 

Plataformas de pago en línea; servicios de compra y juegos por internet: 

 

La dinámica se asemeja a los casos anteriores, el timo se inicia con la recepción de un correo electrónico por parte del usuario en donde se le solicitan sus datos y se indica que deben suministrarlos vía el enlace indicado. PayPal, E-Bay y los juegos más populares por internet han sido utilizados para este tipo de estafas.

 

Oficinas y Servicios Públicos: 

 

La potencial víctima recibe un correo notificándole la recepción de una multa, sanción o hasta beneficios que requieren su atención y respuesta inmediata. La Agencia Tributaria, Correspondencias y Telégrafos y la propia Policía Nacional están entre las instituciones que han sido utilizadas en esta modalidad.

 

Ofertas de Empleo falsa: 

 

A través de este mecanismo los timadores obtienen datos que posteriormente pueden vender.

 

Malware:

El malware es una aplicación no deseada que se instala en el ordenador de los usuarios sin su consentimiento. En muchas ocasiones viene escondida y se instala junto con otra aplicación, usualmente en descargas de películas gratuitas, juegos, multimedia, o falsos antivirus que en realidad tienen por objeto vulnerar la seguridad de un equipo.

Las aplicaciones no deseadas pueden tener múltiples fines, desde monitorear la actividad del usuario hasta instalar publicidad no deseada en los navegadores, e incluso dañar archivos contenidos en el ordenador.  Uno de los malware más peligrosos ha sido Zeus, diseñado para obtener información de cuentas bancarias de los usuarios a través de la información que colocan estos últimos en sus navegadores.

 

Recomendaciones Evitar Estafas Electronicas:

 

  1. No contestarcorreos electrónicos a personas desconocidas en las que se solicite algún tipo de información personal.

 

  1. Cuando reciba una notificación de algún servicio que requiera su atención urgente, no copie los vínculos que se encuentran en el correo, ubique la dirección web del servicio que aparece en los primeros lugares de los buscadores.

 

  1. Mantenga actualizado su antivirusy no lo desactive.

 

  1. No descargue softwarede páginas que no sean de su confianza.

 

  1. Si recibe alguna solicitud sospechosa y quiere responderla, verifique antes en los buscadoressi hay información sobre el contenido. Muchas de las estafas que circulan son reportadas rápidamente y los mismos usuarios lo difunden.

 

  1. Verifique el remitente del correo.Generalmente en los casos de phishing, es fácil detectar cuando el dominio no coincide con el de la empresa que supuestamente lo está enviando.

 

Si deseas más información o asesoría en materia de Compliance o Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica, puedes consultar nuestra sección de Derecho Penal Económico o contactarnos a través de info@garberipenal.com.

 

[double_line_divider]

Compliance personalizado y a medida.

La dedicación y transparencia distinguen nuestros servicios de asesoría, en consonancia con nuestra capacidad para entender las necesidades de la pequeña, mediana industria y comercios.

[button align_button=’center’ a_fffect=’fadeInLeft’ link=’http://www.garberipenal.com/contacto/’ background=’#967433′ border=’#ffffff’ color=’#ffffff’ hover_bg_color=’#ffffff’ hover_border=’#967433′ hover_text_icon_color=’#967433′ icon=’info-sign’]Contáctenos[/button]

Novedades en la Responsabilidad Penal de las Empresas

julio 7, 2015

  Alex Garberí Mascaró

  José Alejandro Cuevas Sarmiento
 

Uno de los grandes afectados por la reforma del Código Penal ha sido el régimen de la Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica.

 

Más allá de los cambios en cuanto a la estructura y obligaciones que surgen para la persona jurídica al momento de implementar un sistema de gestión de riesgos penales, sobre el que ya mencionamos los 6 requisitos a contemplar, el legislador ha modificado sensiblemente los tipos delictivos que generan la responsabilidad penal de la persona jurídica. Ofrecemos a continuación un listado con las novedades más significativas en este ámbito:

 

1 – Delitos contra la Intimidad o Privacidad:

 

Se ampliaron los supuestos previstos en el artículo 197 del Código Penal. Sugerimos visitar esta entrada para mayor detalle.

 

2 – Frustración en la Ejecución:

 

Uno de los supuestos incorporados en este tipo, previsto en el artículo 258 del Código Penal, es la presentación en un proceso de ejecución, judicial o administrativo, de una relación incompleta o mendaz de los bienes sobre los que deba recaer de manera que dificulte o impida la ejecución.

 

3 – Daños Informáticos:

 

Se incorpora un nuevo delito de levantamiento de barreras en el artículo 264 ter del Código Penal, sancionando al que suministre el software o contraseñas que faciliten la comisión de los delitos de daños informáticos previstos en la norma.

 

4 – Propiedad Intelectual, Propiedad Industrial, Delitos contra el Mercado, Corrupción en los Negocios:

 

Se incrementan las penas para la persona jurídica, aumentando el múltiplo de las sanciones según cada supuesto, conforme a lo establecido en el artículo 288 del Código Penal. Optativamente, el juez podrá fijar la multa en función del beneficio obtenido por la empresa.

 

5 – Financiación Ilegal de Partidos Políticos:

 

Se incorpora un nuevo delito en el caso de financiación ilegal de partidos políticos, prevista en el artículo 304 del Código Penal, por el cual las personas jurídicas responden penalmente.

 

6 – Delitos contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros:

 

Se sanciona al que intencionalmente ayude a una persona que no sea nacional de la UE a entrar o transitar en territorio Español. También se sanciona al que lo haga con ánimo de lucro, con o sin uso de violencia, conforme al artículo 318 bis del Código Penal.

 

7 – Delitos contra la Salud Pública:

 

Se incorporan los delitos relacionados con la salud pública previstos en los artículos 359 al 365 del Código Penal al conjunto de supuestos generadores de responsabilidad penal de la persona jurídica. Estos supuestos abarcan la elaboración, suministro, comercialización y elaboración de sustancias, productos o medicamentos nocivos.

8 – Falsificación de Moneda y Efectos Timbrados:

 

El artículo 386.5 del Código Penal contempla como ilícito la falsificación de moneda y efectos timbrados.

 

9 – Delitos cometidos con ocasión del ejercicio de Derechos Fundamentales:

 

El fomento al odio o al racismo, así como los actos que lesionen la dignidad, entran ahora en el conjunto de delitos que generan responsabilidad penal a la persona jurídica, según lo establecido en el artículo 510 bis del Código Penal. Supuesto que será extremadamente riesgoso para las empresas al momento de tratar conductas tales como el bullying.

 

Si deseas más información o asesoría en materia de Compliance o Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica, puedes consultar nuestra sección de Derecho Penal Económico o contactarnos a través de info@garberipenal.com.

 

[double_line_divider]

Compliance personalizado y a medida.

La dedicación y transparencia distinguen nuestros servicios de asesoría, en consonancia con nuestra capacidad para entender las necesidades de la pequeña, mediana industria y comercios.

[button align_button=’center’ a_fffect=’fadeInLeft’ link=’http://www.garberipenal.com/contacto/’ background=’#967433′ border=’#ffffff’ color=’#ffffff’ hover_bg_color=’#ffffff’ hover_border=’#967433′ hover_text_icon_color=’#967433′ icon=’info-sign’]Contáctenos[/button]

 

Siete delitos contra la privacidad e intimidad (I)

mayo 26, 2015

 Alex Garberí Mascaró y  José Alejandro Cuevas Sarmiento

El descubrimiento de secretos y la vulneración de la intimidad personal son dos supuestos que se han regulado con mayor fuerza en la reforma del Código Penal que entra en vigor el 1 de julio de 2015, tras la modificación integral del artículo 197 (ahora 197 bis, ter, quater y quinquies). Se adopta un enfoque orientado a impedir los ciberdelitos perpetrados a través de las nuevas tecnologías y con ello ampliar la protección de la intimidad, en un entorno en donde cada vez son más los datos personales e información que es registrada a través de sistemas y programas informáticos, o intercambiada a través de medios digitales.

En este sentido, el legislador ahora contempla 7 tipos delictivos en la materia, que se desprenden del artículo 197, bis, ter, quater y quinquies, y que enunciamos a continuación:

1. Descubrimiento de secretos o vulneración de la intimidad de otro (espionaje personal):

Ocurre cuando una persona se apodera sin consentimiento de otra de sus papeles, cartas, mensajes de correo electrónico, documentos o efectos personales con el fin de vulnerar su intimidad o descubrir sus secretos. También cuando se interceptan las telecomunicaciones o se utilizan artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o de la imagen, o de cualquier otra señal de comunicación. Una infracción de este tipo se presenta cuando una persona, a través de un programa informático instalado en un ordenador, accede a la información de otros usuarios de una red sin su consentimiento.

2. Apoderamiento, utilización o modificación de información reservada en perjuicio de un tercero:

Tiene lugar cuando una persona se apodera, usa o altera los datos reservados de carácter personal o familiar de otra persona, que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado.  Este delito se concreta cuando una persona accede a la información privada registrada y protegida de un tercero, vulnerando los sistemas de seguridad o a través de engaños que le permitan hacerse con la contraseña, pero en todo caso sin la autorización del titular de los datos o información.

3. Difusión, revelación o cesión a terceros de datos, hechos, o imágenes captadas, posterior a su descubrimiento o apoderamiento de forma ilegítima:

Este delito se concreta cuando la persona que tuvo acceso a tales informaciones sin autorización del titular, las divulga o revela públicamente o ante terceros. De acuerdo al segundo apartado del numeral 3 del artículo 197 CP, será sancionado incluso quien realice la divulgación sin intervenir en su obtención pero conociendo su origen ilícito. Puede presentarse, entre otros casos, cuando un hacker que se hace de las imágenes de alguna celebridad, las hace públicas o las vende a un tercero que, a sabiendas del origen ilícito, de igual manera las publica.

Cuando los hechos descritos en los apartados anteriores afecten a datos de carácter personal que revelen la ideología, religión, creencias, salud, origen racial o vida sexual, o la víctima fuere menor de edad o persona con discapacidad, las penas se prevé más elevadas, lo mismo que se cuando se cometan por los responsables de los ficheros, soportes o registros informáticos, o bien se realicen con fines lucrativos.

4. Difusión, revelación o cesión a terceros de imágenes o grabaciones que menoscaben gravemente la intimidad de esa persona:

Así, en los casos en que se comparta con terceros o se divulguen vídeos o imágenes que se obtuvieron incluso con anuencia de su titular, en un entorno íntimo y fuera del alcance de la mirada de terceros, también se estaría incurriendo en un delito sancionado por la legislación penal. Se trata de un tipo penal que sanciona la publicación de vídeos o grabaciones que, aún obtenidas con consentimiento, no lo fue con la intención de hacerlos públicos, y que lesionan gravemente la intimidad.

La Ley prevé una pena agravada cuando quien realiza la conducta es o ha sido cónyuge o persona con análoga relación de afectividad, la víctima sea menor o incapaz o se realice con fines lucratrivos.

5. Intrusión:

Cuando una persona accede o permite a otra el acceso al conjunto o una parte de un sistema de información protegido con mecanismos de seguridad que vulnera, o se mantiene en él en contra de la voluntad de quien tenga el legítimo derecho a excluirlo, estamos en presencia de una intrusión, delito que también está sancionado en nuestra normativa. Por ejemplo, un sujeto que utiliza un programa para infringir la seguridad de un sistema, teniendo así acceso a la base de datos o monitorear toda la información entrante y saliente.

6. Intercepción de transmisiones o datos:

Se refiere a aquellos actos orientados a interceptar transmisiones no públicas de datos informáticos que se produzcan desde, hacia o dentro de un sistema de información, incluidas las emisiones electromagnéticas de los mismos, mediante la utilización de artificios o instrumentos técnicos, sin estar debidamente autorizado. Tiene semejanza con el supuesto de intrusión, pero en este caso no sería necesario entrar al sistema, sino se trataría de una mera intercepción de mensajes entrantes y salientes, como puede ser la utilización de un software que refleje en un móvil toda la información que recibe otro móvil.

7. Uso de programas informáticos o contraseñas para fines ilícitos:

No sólo se sanciona a quien comete la infracción del secreto o la intimidad, sino también a aquellos que brindan las herramientas para ello, sea un programa informático concebido para tales fines, o el suministro de contraseñas o códigos de acceso que permitan al infractor acceder a todo o parte de un sistema. La ley sanciona todas las conductas dirigidas a producir, adquirir, importar o, de cualquier modo, facilitar a terceros este tipo de herramientas. Por ejemplo, cualquier software diseñado para desencriptar contraseñas o monitorear información de terceros, o para engañar a los sistemas y causar la conducta deseada por el infractor. Las conductas deben ir dirigidas, evidentemente, a favorecer la comisión de las conductas de espionaje o apoderamiento de datos reservados de carácter personal (1 y 2).

Si desea más información o asesoría en materia de Compliance o Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica, por favor contacte con nuestros expertos o comuníquese al 937 004455 de 09:00 a 19:00, de Lunes a Viernes.

También te interesa: