La Política de Compliance le permite a la Administración o Dirección de la organización fijar el punto de partida de su sistema integral de Compliance Penal, definiendo el alcance y los objetivos del mismo.

Es un documento que demuestra el compromiso de la Administración con el sistema de Compliance (Tone at the Top) y que sirve de marco para la implementación del sistema de gestión.

UNE 19601 Sistemas de Compliance Penal

Artículo recomendado. UNE 19601: Política de Compliance vs. Sistema de Gestión.

El riesgo de no contar con una Política de Compliance es que sin ella se dificulta la gestión y no se podrá demostrar ante terceros o ante los Tribunales, que se cuenta con un documento único y exclusivo que rige el diseño del sistema.

¿Cómo la desarrollamos?

Mediante un análisis a la organización, sus valores, estructura, jerarquías e interrelación entre los profesionales que la conforman, que nos permite comprender cuál es la realidad.

Evaluamos también el apetito de riesgo de los stakeholders y en función de ello diseñamos la Política de Compliance que sirva de marco para que la organización cuente con un recurso útil y orientado al cumplimiento normativo.

Atributos

Elemento estructural
Tone at the top
Identificación de riesgos
Establecimiento de protocolos
Establecimiento de Sistema de Gestión
Formación y Comunicación

¿Quién debe contar con una Política de Compliance?

  • Empresas que operan en sectores altamente regulados.
  • Pymes
  • Empresas medianas
  • Grandes empresas
  • Asociaciones Civiles y Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

Normativa de referencia

  • Norma UNE 19601 sobre sistemas de Compliance Penal.
  • Norma ISO 19600:2015 sobre sistemas de gestión de Compliance.
  • Norma ISO 37001:2016 sobre sistemas de prevención de la corrupción.