Comunicación 2 comentarios

 

Asumir la implementación de un programa de Compliance representa un reto importante para las PyMES, que tienen que conciliar la rentabilidad del negocio, la eficiencia y el costo de la gestión administrativa. La evaluación de Riesgos Penales, si bien surge como un requisito para hacer valer la eximente en el caso de responsabilidad penal de la empresa, es una herramienta que dota a la Dirección de información relevante para la toma de decisiones.

 

  1. ¿Qué es la evaluación de Riesgos Penales?

 

Los riesgos penales en España derivan de un catálogo cerrado de delitos que está definido en el Código Penal. Por lo tanto, en la medida en que la empresa –bien sea por su actividad, por su gestión o incluso factores externos– asuma conductas que la aproximen a los ilícitos previstos por la ley, tendrá un mayor nivel de riesgo. El catálogo se describe a continuación:

 

Delitos

Tráfico ilegal de órganos
Trata de seres humanos
Prostitución/explotación sexual/corrupción de menores
Descubrimiento y revelación de secretos y allanamiento informático
Estafas
Frustración de la ejecución
Insolvencias punibles
Daños informáticos
Contra propiedad intelectual e industrial, al mercado, los consumidores y corrupción en los negocios
Blanqueo de capitales
Financiación ilegal de partidos políticos
Contra la Hacienda Pública y contra la Seguridad Social
Contra los derechos de los ciudadanos extranjeros
Urbanización, construcción o edificación no autorizables
Contra los recursos naturales y el medio ambiente
Relativos a las radiaciones ionizantes
Riesgos provocados por explosivos y otros agentes
Contra la salud pública
Tráfico de drogas
Falsificación de moneda y efectos timbrados
Falsificación de tarjetas de crédito y débito y cheques de viaje
Cohecho
Tráfico de influencias
Delitos cometidos con ocasión del ejercicio de Derechos Fundamentales
Financiación del terrorismo
Contrabando

 

Generalmente cuando las empresas incurren en alguna de estas conductas no lo hacen de manera deliberada ni como consecuencia de una decisión consciente de los órganos deliberativos o altos responsables; los ilícitos en estos casos se presentan cuando las empresas no mantienen control adecuado sobre su actividad y sus procesos, o cuando alguna persona o grupo de personas se aprovecha de una situación para obtener un beneficio propio que a su vez repercuta en la empresa directa o indirectamente, a través de un incremento de ventas, reducción de costes, adquisición de activos o favorecimiento para obtener alguna contratación.

 

Es por ello que la Evaluación de Riesgos Penales permite identificar adecuadamente las áreas más vulnerables y poder enfrentarlas estratégicamente.

 

  1. ¿Por qué se recomienda a las PyMES llevar a cabo una Evaluación de Riesgos Penales?

 

La Evaluación de Riesgos Penales no sólo contribuye al establecimiento de un modelo de prevención de delitos, sino que permite a la empresa:

 

  1. Concatenar los objetivos del negocio con el cumplimiento normativo.
  2. Optimizar el proceso de toma de decisiones.
  3. Mantener un balance entre oportunidades de negocio y el apetito del riesgo.
  4. Valorar el efecto o impacto que puede tener cada actividad dentro del negocio.

 

En este sentido, se trata de una herramienta fundamental en la estrategia, que genera un valor agregado a la empresa en términos de prevención, eficacia y optimización de los recursos.

 

En términos de prevención, por cuanto contribuye a la identificación de los riesgos e implementación de medidas adecuadas para gestionarlos.

 

En eficacia, puesto que al conocer los riesgos y las áreas donde la empresa está más expuesta, se pueden tomar decisiones para reforzar los puntos más débiles y conocer las fortalezas.

 

Todo ello atado a la optimización de recursos, pues las empresas tienen que ser sostenibles en el tiempo y generar una rentabilidad acorde a los objetivos fijados. En la medida en que se generen contingencias o se destinen recursos económicos al pago de multas o sanciones, aunado al costo asociado a cada procedimiento, la empresa se aleja de sus objetivos y por tanto desaprovecha sus recursos.

 

  1. ¿Cómo deben hacer las PyMES las Evaluaciones de Riesgos Penales?

 

Las empresas se enfrentan al reto de desarrollar mecanismos eficaces que le permitan demostrar su apego al cumplimiento normativo, a fin de evitar la responsabilidad penal de las personas jurídicas en el caso de que se cometa un delito en el seno de la empresa.

 

Los componentes técnicos de una Evaluación de Riesgos Penales obliga a que en la gran mayoría de los casos las empresas deban acudir a asesores externos, especializados en análisis de riesgos, en Derecho Penal y Compliance, que puedan brindar una herramienta precisa a la empresa.

 

Si bien nada impide desde el punto de vista legal que la empresa realice la evaluación internamente, esto le resta fiabilidad por cuanto quien la ejecuta es parte de la misma empresa, por tanto su visión puede estar parcializada.

 

Al menos mientras los sistemas de Compliance se encuentren en fase inicial, es recomendable que esta evaluación se realice con soporte externo, y posteriormente se vaya nutriendo con los insights y aportes del Compliance Officer.

 

Si deseas más información o asesoría en materia de Compliance o Responsabilidad Penal de la Persona Jurídica, puedes consultar nuestra sección de Compliance Penal o contactarnos a través de info@garberipenal.com.

  

 

 

 

— 2 Comments —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *