José Alejandro Cuevas 1 comentario

Por José Alejandro Cuevas Sarmiento
 

Los canales de denuncias son un medio provisto por las empresas para que sus stakeholders puedan informar sobre cualquier hecho o sospecha respecto a situaciones que pongan en riesgo el buen actuar de la empresa.

 

Una de las principales ventajas de los canales de denuncia es que previenen el fraude interno, resguardando los intereses de la compañía. En segundo lugar, mitigan el riesgo de conflictos legales, y por último contribuye a la transparencia en la gestión del negocio.

 

Los ‘whistleblowers’: Héroes anónimos de las empresas.

 

Aunque se ha comenzado a hablar de los canales de denuncias como una medida eficaz dentro de un programa de Compliance Penal, lo cierto es que se trata de una solución mucho más amplia, que ofrece a las empresas una alternativa para convertir a su personal, proveedores, clientes en guardianes del patrimonio empresarial y la reputación de la marca. Según cifras de la ACFE (Association of Certified Fraud Examiners) en su estudio anual sobre Fraude Ocupacional de 2016, el 39.1% de los fraudes internos cometidos por personal de una empresa, son detectados inicialmente por una denuncia.

fraude-trabajo

Esto quiere decir que 2 de cada 5 fraudes a empresas son descubiertos porque un empleado es quien lo comunica, y es por ello que las empresas están implementando canales de denuncia formales, a través de mecanismos que garanticen la confidencialidad y protejan al denunciante frente a cualquier tipo de represalias.

 

Es importante destacar que del mismo estudio se desprende que la denuncia es el principal método de detección de fraude tanto en PyMES como en grandes empresas, lo cual rompe el paradigma de que los sistemas éticos y líneas éticas sólo son útiles en grandes empresas.

 

Y a manera de contraste para valorar el impacto de los sistemas éticos, en el caso de organizaciones con una línea de denuncias, se detectó el fraude en 47.3% de los casos, mientras que en organizaciones sin línea de denuncias se detectó en apenas 28.2% de los casos.

canal-denuncias

 

Una llamada oportuna al canal de denuncias previene costosos conflictos legales

 

La detección a tiempo de incidencias y posibles infracciones legales, permite a la empresa planificar su reacción, iniciar las investigaciones pertinentes, subsanar los daños y notificar a las autoridades cuando corresponda. La ejecución de estas medidas involucra potenciales pérdidas en multas, transacciones, gestión de la crisis, además del posible lucro cesante y daño emergente, y de la inversión en recursos humanos y tiempo que debe dedicar la empresa a atender el asunto.

 

Es por ello que el canal de denuncias debe enfocarse como una vía efectiva para generar eficacias, ahorrar costes y tiempos a la empresa, en lugar de ser considerado como un requisito o exigencia formal para cumplir con el programa de Compliance.

 

En el caso de PyMES, la implementación de un canal de denuncias es también un aval frente a los proveedores, aliados y clientes de la empresa, quienes tendrán la garantía de que podrán informar a su stakeholder de cualquier situación irregular o incidencia para que ésta sea atendida.

 

No contar con un canal de denuncias ya no es una opción

 

Hay quienes piensan que los canales de denuncias son una carga para la empresa porque la obliga a investigar denuncias que en ocasiones pueden ser falsas o pudieran ser utilizadas para difamar el buen nombre de algún trabajador o la reputación de la empresa. Sin embargo, el se trata de un medio necesario para conocer lo que ocurre dentro de la empresa de una manera objetiva, segura y confiable, de una fuente que tiene acceso a información que de otra forma no podría conocerse por los responsables del cumplimiento normativo.

 

La solución por tanto, no es omitir el canal de denuncias, sino implementar mecanismos efectivos de investigación que permitan filtrar la información, descartando aquella que no sea relevante ni pertinente, y procediendo a investigar formalmente aquellas denuncias que enciendan los niveles de alarma.

 

Por otra parte, no escuchar al trabajador que tiene intención de denunciar una irregularidad es uno de los mayores errores que puede cometer una empresa hoy en día, no sólo porque atenta contra una cultura de ética corporativa transparente, sino porque aquellos trabajadores que no son escuchados por sus empresas, suelen recurrir a las autoridades, como ha sido el caso de grandes empresas como Enron (quiebra), GlaxoSmithKline (750 millones de dólares en multas), Pfizer (2.300 millones de dólares), entre otros.

 

 
Para la implementación de Sistemas de Ética Corporativa y Canales de Denuncias, visita la sección de Consultoría o escríbenos a info@garberipenal.com.
 

Compliance personalizado y a medida.

La dedicación y transparencia distinguen nuestros servicios de asesoría, en consonancia con nuestra capacidad para entender las necesidades de la pequeña, mediana industria y comercios.

 

[button align_button=’center’ a_fffect=’fadeInLeft’ link=’http://www.garberipenal.com/contacto/’ background=’#967433′ border=’#ffffff’ color=’#ffffff’ hover_bg_color=’#ffffff’ hover_border=’#967433′ hover_text_icon_color=’#967433′ icon=’info-sign’]Contáctenos[/button]

— One Comment —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *